jueves, 15 de marzo de 2018

Todos merecemos una primera oportunidad



Hace un par de años Plan A  tenía un local que era la primera oportunidad de todo aquel que quisiera emprender en  temas relacionados a la salud holística y la permacultura. Tuvimos muchas buenas experiencias y la valiosa oportunidad de dar retroalimentación y de recibirla también.
En estos días por alguna razón se me vino a la mente el recuerdo de una chava que daba su primer taller en nuestro espacio, nerviosa, muerta de miedo y con una sola persona en la audiencia, lo dio. Ella llevaba sus productos para promocionarlos y durante algunos meses estuvieron de venta en nuestro local. Hoy me encuentro sus galletas en varios puestos a la redonda, son una opción saludable y rica entre un montón de comida chatarra, sé que su negocio va bien.
Así tuvimos la oportunidad de conocer muchos productores, talleristas, artesanos, terapeutas que se lanzaban al ruedo por primera vez: una mermelada artesanal, un producto para el cabello, una persona que da su primer taller o una primera clase, un primer bazar o un primer congreso.
Hoy en día tenemos la costumbre de pedir experiencia para todo, un recién egresado o alguien que quiere tomar un puesto de primera vez, un cantante, un coach… ¿Qué pasaría si llegas a un psicólogo y te confiesa que eres su primer paciente? Y así…
Abrirse las puertas puede costar la la vida o la de tu sueño, por falta de credibilidad, de prestigio, de “experiencia”, de “calidad” o de todo lo que la gente se imagina que puede haber detrás de “una primera vez”, lo cierto es que detrás de cada arriesgado emprendedor hay una posibilidad de encontrar su pasión y su sentido de vida, descubrir su talento y potencial, crecer, producir y seguro en un futuro, será el escalón para alguien más.

En Plan A nos gusta pensar que podemos crear un mundo de oportunidades para todos y entre todos, por eso creemos en las primeras oportunidades. ¿Te imaginas ser el escalón que alguien necesita para descubrir su pasión, para crecer, para ser exitoso?

A veces pensamos que las acciones que nosotros hacemos son pequeñas, que no impactan, eso tú no lo sabes, tu opinión, tu retroalimentación, tu apoyo es el alimento para el sueño de alguien.
En la medida de tus posibilidades…dale chance, tu riesgo siempre será recompensado… abre puertas y el universo te las abrirá a ti.

Jass Bernal 

No hay comentarios:

Publicar un comentario