jueves, 3 de mayo de 2018

Del patio a tu mesa


¿Has tenido curiosidad de cultivar tus propios alimentos?


Preparar tu primer platillo con vegetales cultivados por ti es una una experiencia verdaderamente emocionante que te llenará el estómago y el corazón.
¿Tus niños no se comen las verduras? 
Olvídate de ese problema si las cultivan ellos mismos.

Un huerto en casa ayuda a la economía, mejora la convivencia de los integrantes de la familia, fomenta la participación y si es un huerto comunitario...mejor. Ayuda a los niños a comprender los ciclos de la vida, la importancia de cuidar su alimentación y de conocer el origen de sus alimentos para hacer conciencia sobre su salud y la del medio ambiente. Mejoran los sabores y por supuesto la calidad nutricional. 

Tener un huerto en casa es una actividad recreativa, disminuye los niveles de estrés y aprovechas espacios para volverlos productivos. 

¿Por dónde empiezas? 

En nuestro taller te decimos todo lo que necesitas saber para que sea fácil, divertido y productivo. 


Más información aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario