lunes, 11 de junio de 2018

La elección de un camino espiritual es una decisión importante


Estás estresado, sientes que algo te falta, el mundo enloqueció de repente y tú sientes que no perteneces. Entonces empiezas a buscar respuestas, necesitas reencontrar el sentido de tu existencia, necesitas re…encontrarte.
Entre la nueva era y el fin del mundo en el 2012, muchas disciplinas y filosofías se pusieron de moda. Todas buenas, todas válidas.

Vas a escoger un camino espiritual. Vas a elegir una guía para reconectarte con tu esencia, suena importante no?

Como ya mencioné, no es que una filosofía sea mejor que otra, no es que una tenga la verdad absoluta o que su método sea el mejor.
La intención de este artículo es la de darte algunos consejos que debes tener en cuenta al momento de adentrarte en una búsqueda espiritual.
Lo primero que debes tener en claro es por qué quieres cambiar tu vida. La mayoría de la gente responde “porque quiero ser feliz”. Créanme…todos queremos ser felices pero… los primeros pasos del camino espiritual incluyen toparte con todos y cada uno de tus miedos, bloqueos, traumas, dolores, etc.
Después, tu nuevo conocimiento adquirido no cuadra con tu nuevo estilo de vida, así que hay que cambiar. Y cuando comenzamos a hacer cambios generalmente los que nos rodean creen que enloquecimos de pronto y cuando contamos lo que aprendimos o vivimos, parece que hablamos en mandarín.
No se trata que de un día al otro, te vuelvas ermitaño o vegano, o que no vuelvas a tomar ni un par de tequilas, mucho menos de que dones todos tus bienes a la iglesia.
Los cambios deben ser paulatinos; conforme te conozcas más podrás tomar decisiones asertivas para ti, podrás reconocer lo que te hace sentir bien, lo que te checa. Se trata de quitar lo que ya no te sirve y de integrar lo que necesitas, no porque alguien lo diga, sino porque tú estás consciente de ello.
Como esto de lo espiritual es un tema de moda, hay información, cursos, talleres, libros y hasta agua mantreada para beber. Es confuso. Existen suficientes, religiones y filosofías en el mundo y por si fuera poco ahora las mezclamos.
Soy escatólogo sufí con grado shihan de gendai reiki ho… oookeeeyyy?? (Nótese el avionazo del no sé de qué me hablas).
Lee, estudia, analiza y cuestiona. Conoce el estilo de vida de tus maestros: nadie es perfecto pero la congruencia es importante. Tienes que formarte un panorama amplio para tomar la decisión más importante de tu vida.
Ahora, no importa qué camino elijas, si los combinas o no, si la siguiente palabra no está presente, NO funcionará: Congruencia
Si lo que dices, lo que piensas y lo que haces no están de la mano; entonces no sirve.
Ser congruente es la parte más compleja, por eso los cambios deben ser paulatinos, porque todo proceso de crecimiento requiere de compromiso, trabajo y disciplina.
¡Ya está, decidiste crecer, genial!
De ahora en adelante, los que te rodean parecen distintos.
Muchas veces he escuchado “mmm, es que no está a mi nivel; mi pareja y yo ya no estamos en el mismo canal; mmm mis amigos siguen viviendo en lo material y yo no.” No se trata de juzgar a nadie ni de aislarse o de tener puros amigos zen. La noticia es que el distinto eres TÚ y a estas alturas seguramente has incrementado tu nivel de conciencia, todos tenemos diferentes ritmos de crecimiento (claro, también hay quienes nunca crecen) pero quien tiene más herramientas ahora eres TÚ.
No se trata de soltarlo todo, se trata de equilibrar. Equilibrio es la última palabra clave, no tienes que volverte santo, no todo lo mundano se vuelve pecado.
Viniste a vivir en un plano físico, estás hecho de materia…disfrútalo.
La decisión de crecer es individual, el compromiso también pero crecer también te da una conciencia de ti yyyy de los demás. Vives con tu esposa, tus hijos, tus padres, no puedes esperar que todos tengan “tu nivel” pero ahora tienes conciencia, ahora eres responsable sobre las decisiones que tomas con respecto a ellos.
VIVE en equilibrio, disfruta, comparte, ama…CRECE.

Jass Bernal 

No hay comentarios:

Publicar un comentario